0 Flares 0 Flares ×

 

Aviso LOPD

En cumplimiento del artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de carácter Personal, por el que se regula el derecho de información en la recogida de los datos, se advierte de los siguientes extremos: los datos de carácter personal que pudieran constar en este formulario, se incluirán en el fichero inscrito en el Registro General de Protección de Datos. La finalidad del fichero es ofrecerla información sobre los servicios solicitados, gestión comercial, contable, fiscal y administrativa en el marco de las relaciones empresa-cliente; asi como gestionar las consultas que usted nos plantea en el formulario. Los datos que se le solicitan resultan necesarios para ofrecerle la información solicitada, de manera que de no facilitarlos, no será posible la prestación del servicio requerido, en este sentido, usted consiente expresamente la recogida y el tratamiento de los mismos para la citada finalidad. Sus datos personales no serán cedidos a terceros, salvo los casos exigidos por la legislación específica o que los solicite el Defensor del Pueblo o los jueces o Tribunales competentes. Usted tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o, en su caso, cancelarlos. También tiene derecho a oponerse a los tratamientos de datos que no le parezcan adecuados, siempre que no sean obligados o estén permitidos por una ley, enviando un correo electrónico, acompañado de documento oficial que lo identifique a info@institutogomez-ulla.es.

Ver Condiciones de Privacidad

 

 

¿Qué son las moscas volantes?

Las moscas volantes son manchas flotantes de pequeño tamaño que aparecen en el campo de la visión y que pueden presentar formas diversas: puntos, telas o hilos. No comprometen la visión y su aparición está relacionada con el envejecimiento del ojo aunque también son frecuentes en pacientes jóvenes, especialmente si son miopes.

Aunque en un principio resultan molestas, con el tiempo los pacientes consiguen acostumbrarse a ellas, olvidándose de que están presentes en su campo visual. Tan sólo en los casos en los que son demasiado densas o no tienen movimiento dejan de ser algo normal, pudiendo ser un síntoma de problemas de visión graves como uveítis o desprendimiento de retina.

¿Cómo se evalúan?

Es importante consultar siempre su aparición con un especialista, sobre todo cuando surgen por primera vez, si no tienen movimiento, si están asociadas a destellos de luz o si experimentan cambios en su tamaño.

Para poder evaluar las moscas volantes el oftalmólogo realizará un fondo de ojo bajo dilatación pupilar para descartar lesiones retinianas que pueden llegar a originar un desprendimiento de retina.

 

¿A qué edad son más frecuentes?

Las moscas volantes son más frecuentes en la población que ronda los 50 años.  Pero también son habituales en los pacientes miopes, en los operados de catarata y en los que tienen diabetes.

 

¿Qué tratamientos se utilizan en casos especiales?

En los casos en los que las moscas volantes no están asociadas a ninguna alteración visual, la recomendación que se da a los pacientes es que aprendan a convivir con ellas.

En casos especiales, se puede utilizar el láser o la vitrectomía para tratarlas. Con el láser se logra destruir cada mosca volante que dificulta la visión y con la vitrectomía se extrae el gel vítreo y se tratan los agujeros o roturas con láser o frío.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
 

© Copyright 2015. Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla.
Número de Registro Sanitario: C-15-000682
981 585 733
Aviso Legal