0 Flares 0 Flares ×

EN LOS MEDIOS:

El Correo Gallego

La Región

Atlántico Diario

  • Al no presentar síntomas hasta estadios muy avanzados, hasta el 50% de los pacientes con glaucoma no saben que padecen esta patología
  • Si no se trata puede conducir a la pérdida total de visión siendo la segunda causa más frecuente y evitable de ceguera en el mundo

 

Con motivo del Día Mundial del Glaucoma que se conmemora hoy 12 de marzo a nivel internacional, el Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla recuerda que actualmente hay unas 70.000 personas en Galicia afectadas por esta enfermedad según datos extrapolados de la Organización Mundial de la Salud, elevándose hasta el medio millón en España. De ellas, hasta el 50% está sin diagnosticar ya que el glaucoma es una enfermedad silente, es decir no presenta sintomatología ni pérdida de capacidad visual hasta que la enfermedad se encuentra en una fase muy avanzada de ahí que el diagnóstico precoz sea clave para frenar su progresión y evitar que el glaucoma se convierta en ceguera.

 

Enfermedad con predisposición hereditaria

Desde la clínica se incide en que ésta es una enfermedad con predisposición hereditaria de ahí que se aconseje a los colectivos de mayor riesgo que se realicen revisiones periódicas, especialmente las personas con historia familiar de glaucoma,  de más de 45 años y con antecedentes de traumatismo ocular o de enfermedades sistémicas como la diabetes o la hipertensión arterial.

 

Presión intraocular, único factor de riesgo que se puede modificar

El glaucoma es una enfermedad ocular en la que se daña el nervio óptico que es el encargado de transmitir las señales visuales desde el ojo al cerebro. Si no se trata, puede conducir a la pérdida total de visión siendo la segunda causa más frecuente y evitable de ceguera en el mundo. La única forma de detectarlo es mediante una exploración oftalmológica completa en la que el oftalmólogo determinará el “estado de salud” del nervio óptico y podrá detectar algunas situaciones de riesgo que pueden dañarlo.

Desde el Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla se incide también en el hecho de que actualmente el único factor de riesgo que se puede modificar es la presión intraocular a través de tratamiento médico, quirúrgico o con cierto tipo de láser.

El único tratamiento del que se dispone para esta enfermedad es la bajada de la presión ocular.  De ahí que sea necesario establecer una presión diana  a la que no seguirá progresando el daño, atendiendo a la gravedad del caso, a su velocidad de progresión, a la edad del paciente y a otros factores de riesgo.

Además, al tratarse de una enfermedad crónica, el tratamiento es de larga duración, siendo importante el cumplimiento del mismo para conservar la visión y mantener la calidad de vida.

 

Ensayos clínicos contra la ceguera

Comprometido con la investigación de tratamientos para esta enfermedad ocular, el Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla ha participado en numerosos estudios a nivel mundial en glaucoma y actualmente está colaborando en un ensayo clínico internacional para evaluar la eficacia y seguridad de un nuevo fármaco para el glaucoma de ángulo abierto o la hipertensión ocular (el fármaco DE-130A).

“Investigar nuevos tratamientos, técnicas o innovaciones tecnológicas nos permite estar a la vanguardia y poder ofrecer a nuestros pacientes soluciones para sus patologías que todavía no están  en el mercado y que en muchos casos tardarán todavía años en llegar. Son muchos los pacientes que se han visto beneficiados en estos casi 40 años que llevamos investigando en el Instituto. La investigación es parte de nuestro ADN. No entendemos la práctica clínica sin complementarla con la investigación”, afirma el director médico del Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla y catedrático de Oftalmología, el Prof. Francisco Gómez-Ulla.

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 LinkedIn 0 0 Flares ×
 

© Copyright 2020. Instituto Oftalmológico Gómez-Ulla.
Número de Registro Sanitario: C-15-000682
981 585 733
Aviso Legal